Aportes solidarios por el COVID 19 tendrán tratamiento de ingreso no gravado en el impuesto de renta

Fecha de publicación:
7/1/2021

El Gobierno Nacional declaró el estado de emergencia sanitaria en el mes de marzo de 2020 y, con el objetivo de recaudar dinero para solventar la crisis económica que acarrea la pandemia del COVID -19 y realizar inversión social para las personas de clase media y para trabajadores informales; promulgó el Decreto 568 del 15 de abril del 2020, estableciendo, además de un impuesto solidario por el Covid 19, la posibilidad de realizar aportes solidarios de forma voluntaria. 


De acuerdo con dicho decreto, las personas naturales vinculadas por contrato de prestación de servicios con una entidad pública y los funcionarios públicos de las mismas, que devengaran un salario inferior a $10.000.000, podrían realizar un aporte solidario por el Covid 19. Este aporte voluntario se debía realizar entre mayo y julio de 2020, siendo descontado de forma mensual. Las personas que quisieran realizar este aporte voluntario, debían informar por escrito a la entidad pública con la que estuviesen vinculadas, dentro los primeros cincos días del mes o los meses en los que desearan realizar el aporte. Cabe resaltar que, este recaudo tenía como destino al fondo de mitigación de emergencia - FOME.


Aunque el aporte era voluntario, el Gobierno Nacional fijo unas tarifas para este, dependiendo del rango en el cual se ubicaran sus ingresos, así:


Es de resaltar que, este aporte voluntario no fue aplicable para la fuerza pública y para los trabajadores de salud que prestaron su servicio a pacientes sospechosos o con diagnóstico positivo de COVID - 19.

 

Por último, este aporte voluntario tendrá tratamiento de ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional en la declaración de renta de las personas naturales que lo haya realizado, esto como un alivio tributario para el contribuyente de reconocimiento a su aporte.


Información de interés: